Cádiz, en el centro del mundo

Entre los años 1753 y 1850 la ciudad era la referencia de la navegación internacional al trazarse un meridiano que fue el utilizado en las cartas náuticas

No solo fue la ciudad epicentro de la actividad económica o del comercio con América en ese siglo de oro gaditano que motivó hace trescientos años, entre otras cosas, el traslado de la Casa de Contratación desde Sevilla. También por aquel entonces Cádiz era la referencia mundial de la navegación. Durante casi un siglo, el nombre de la ciudad era el que determinaba la posición de los barcos en la mar. ¿Por qué? Porque al establecerse aquí la compañía de Guardias Marinas y contar con un observatorio, se trazó un meridiano que a partir de 1753 y hasta 1850 -prácticamente un siglo- sería el que utilizaran las cartas de navegación de toda la flota española (civil y militar) y banderas de otros muchos países. Ese meridiano, el Meridiano de Cádiz, fue durante esos años el referente en la mar. Como hoy lo es el de Greenwich.

Según cuenta Miguel Ramos en la publicación que ha editado Rumbo Sur sobre este meridiano, en aquella época (siglo XVIII) se convirtió en habitual que cada estado adoptara su propio meridiano de referencia y, con ello, su propia hora. En algunos casos incluso había más de un meridiano en algunos estados, como España, que utilizaba Madrid y Cádiz. Así, había meridianos de París, Lisboa, Roma, Greenwich, Berlín, Copenhague, San Petersburgo, Río de Janeiro, Tokio y un largo etcétera.

En el caso de Cádiz, al establecerse aquí el Observatorio Real de la Armada, a partir de 1753 se utiliza el meridiano como referencia. E incluso después de que la actividad científica de la Armada se trasladara a San Fernando en 1798, la dirección de Hidrografía siguió utilizando como referencia el Meridiano de Cádiz hasta que una Real Orden del año 1850 estableció la obligación de utilizar el Meridiano de San Fernando como referencia en las cartas de navegación. Hasta 1907, cuando la comunidad internacional acuerda que sea Greenwich la referencia para todos los países.

Esta historia bastante desconocida de la ciudad está siendo ahora rescatada y puesta en valor por un equipo de trabajo e investigación que lidera Miguel Ramos. Para ello, el primer paso fue localizar el punto exacto en el que se ubicó en 1753 el Observatorio Real de la Armada. Este ocuparía el Castillo de la Villa, que se construyó sobre el antiguo teatro romano. Y era ese el punto que marcaría el inicio de este meridiano, según la posición que marcaba un aparataje (cuarto de círculo mural) que se hizo traer de Londres.

Localizado el punto de partida, se ha recuperado también el trazado que tuvo esa línea imaginaria que marcó las expediciones y rutas marítimas desde mediados del siglo XVIII hasta mediados del XIX. Y este trabajo de investigación es el que ahora se quiere poner de relieve en la ciudad del siglo XXI, porque como lamenta el propio Miguel Ramos, "de una manera sorprendente en la ciudad no hay recuerdo de ninguna manera" de la existencia y la importancia que tuvo este meridiano -cuyas coordenadas actuales serían 006º 17' 35,1604'' W- que durante casi un siglo situó a Cádiz en el centro del mundo.

Fuente: Diario de Cádiz

Síguenos en redes sociales